martes, 20 de diciembre de 2011

Teremendo de los Reyes, tenencia de Morelia

Morelia es uno de los municipios más representativos de nuestro estado. La ciudad de Morelia, capital de Michoacán, es una de las joyas coloniales más apreciadas de toda la república Mexicana, sin embargo debemos saber que dicho municipio guarda en sus alrededores muchos atractivos más dentro de sus tenencias.

Las tenencias de Morelia son pueblitos llenos de encanto. Difieren de la ciudad por ser localidades mucho más pequeñas y conservan distintas formas en su arquitectura, sus paisajes y su cotidianidad entre sus fiestas, tradiciones y gastronomía.

Teremendo de los reyes es una de las 14 tenencias del municipio. Se sitúa a 42 kilómetros de la ciudad de Morelia a una altura de 2150 msnm. Su nombre proviene de Terani: podrido y Ndo: dentro.  En conjunto se interpreta como “tierra fértil” o donde hay hojas podridas. Su nombre se debe a los tres reyes magos, razón por la cual el 6 de enero, Teremendo festeja su fiesta más grande. 
Su actividad económica es la agricultura con el cultivo de maíz, frijol, trigo, zapotes, capulines, higos y toronjas principalmente. Si de artesanía se trata Teremendo de los reyes se distingue por la elaboración de sombreros de palma.
Teremendo se encuentra rodeado de cerros y montañas. Entre sus cerros están el cerro de la lumbre y el cerro del caracol, en este último se encontró una yacata en donde se cree que se encontraba una fundición de metales; entre sus montañas están “el cana curio” y “los tzirates”.  Históricamente en su cabecera de tenencia durmió el Padre de la Patria a su paso hacia Guadalajara, motivo por el que el Ayuntamiento de Morelia y los habitantes develaron dos placas alusivas en la plaza y los portales del lugar.

En esta edición centraremos la atención a uno de los más grandes atractivos de esta tenencia, su lago cratérico que se conoce como la alberca de Teremendo; ésta, junto con la alberca de Tacámbaro y la alberca de los Espinos en Villa Jiménez, conforman los tres lagos cratéricos del estado de Michoacán.
La alberca consiste en la formación de un lago dentro del cráter de un volcán. A 5 min. Del pueblo de Teremendo se encuentra la localidad la Alberca, en donde se localiza ésta hermosa área natural rodeada de peñascos y una verde vegetación.
El cuerpo de agua tiene una forma semicircular,  en su interior surge el nacimiento de agua, lo que genera que constantemente se tenga una renovación de la misma, es decir que no hay un estancamiento de agua; gracias a esto se mantienen las condiciones propicias para el desarrollo y mantenimiento de esta área natural.
La tonalidad de sus aguas varía de acuerdo a la temporada del año debido a los nutrientes que se acumulan en el fondo: caída de hojas, terrígenos y otros materiales orgánicos; estas variantes dan como resultado que el agua, al tener una circulación, tenga una coloración café oscura; una vez que los nutrientes son tomados por el plancton, éste incrementa su densidad tornándose el agua de un color verde esmeralda.

El tipo de vegetación que se encuentra alrededor del lago es matorral sub-tropical con especies como el copal, colorín, zapote blanco, pastizales y cactáceas; bosque de encino y bosque de galería con fresnos y una arbustiva, el carricillo.
En este lago habitan peces de tipo charal. Las actividades que suelen realizarse son la contemplación, la pesca de los lugareños y el nado libre.
Su acceso no tiene ningún costo, para llegar basta con llegar a la localidad de la Alberca y preguntar a cualquiera de la comunidad. Como referencia está un kiosco, a mano derecha verán el acceso a un mirador en el que se puede observar esta maravilla natural. Para descender hay una rampa de concreto de menos de unos 100 metros en la que se puede bajar en coche o a pie.
Sin duda es otra de las maravillas naturales que tenemos en el estado de Michoacán. Su visita nos lleva a un estado de silencio y tranquilidad por la quietud de su lago. Una de mis recomendaciones es llevar su propia comida y no dejar basura.
A su regreso pueden pasar al pueblo de Teremendo y visitar su iglesia dedicada a los reyes magos junto con la capilla donde se encuentra expuesto el santísimo. El pueblo aún cuando es pequeño es bonito con su arquitectura vernácula. Sus casas hechas de adobe y teja y sus calles empedradas nos hacen sentir un verdadero pueblo michoacano.
Conozcan más de lo que es el municipio de Morelia y sus alrededores.
Gisel Gómez Cendejas
Fotografía: Rafael Morales Cendejas


1 comentario:

  1. El Padre Salto

    Fue el primer eclesiástico que subió al cadalso en defensa de la autonomía nacional.

    El padre don José Guadalupe Salto fue aprehendido en Michoacán el mes de mayo de 1812, a inmediaciones de Teremendo, en donde se había ocultado a sus perseguidores. Se le condujo a Valladolid, fue encerrado en el Correccional del que hablamos en otro lugar y ejecutado frente a la casa número 3 del Portal Hidalgo, no obstante que venía herido de un balazo que recibió al aprehendérsele.

    Ese mártir de la Independencia mexicana fue ahorcado por medio de la mascada de hierro, que era una especie de argolla que se cerraba con un tornillo para oprimir fácilmente el cuello.

    Los tormentos del Padre Salto fueron indecibles, porque varias veces hubo que apretar el tornillo sin causarle la muerte, hasta que un disparo de arcabuz puso fin al suplicio.

    ResponderEliminar